viernes, 31 de octubre de 2008

Esta montaña que veo desde la ventana


En tu oquedad hay una sombra, el sol que cae tras de ti ya lleva sus rayos a otra parte, detrás de tu montículo un marrón en declive hacia el negro haciendo gala a la colina enverdecida, más oscura que tu rocoso declive, mas allá de ti.

Tu sombra es redonda cual huella de meteorito, parte del cielo redondo que calló en ti.

En el mas allá, en tu superficie distinta, alrededor del mundo ante las estrellas.

1 comentario:

elliot dijo...

Eres la mas grande